Blog abierto a TODO EL MUNDO. Si quieres enviar una crítica pedante vergonzosa que hayas encontrado, éstas son las instrucciones.

11 de noviembre de 2008

El vino y sus sutilezas

Impactante es el inicio de la excelente Entre Copas, en el que Paul Giamatti trata de explicar a su ignorante amigo como paladear un vino, para descubrir que el muy gañan estaba mascando chicle. Y es que reconozcamos que el ser humano medio, valora al vino por su capacidad de generar bebidas tales como el kalimotxo, la sangría o el tinto de verano.

Mi capacidad para diferenciar un buen y un mal vino es nula, sin embargo todos sabemos que la mayoría de los vinos no valen lo que valen, y que entre uno de 300 euros y otro de 2000 existe más snobismo que calidad.

¿Como justificar pues esa sangrada? Con literatura epatante. Sin calentarme mucho la cabeza entro en esta web y descubro miles y miles de criticas dignas de Cultureta Watch. Cojo la primera por coger.

Sorprende tras esa nariz inexpresiva con una entrada media, marcada amplitud, ligera envoltura, sensación de plenitud en boca, toque mineral propio, dulce con peso que equilibra acertadamente con el punto amargo y una acidez inicialmente integrada pero que destaca más en un posgusto larguísimo y potente, donde además encontramos una retronasal de lima fresca que se une a ese amargoso, posee un punto de alcohol que tenderá a pulirse en próximos meses.

Fdo: Portrait

18 comentarios:

Paco Fox dijo...

Joer: la otra palabra que odio además de 'canalla' es 'caldos' aplicada a los vinos. De hecho, todo lo relacionado con la enología me aarefsdfsdgsdfg, sdfadfsafrrrggg

La navaja en el ojo dijo...

Agg, qué asco. Tenéis toda la razón. La gente que se las da de que sabe de vinos es como la gente a la que le gusta la música clásica. Vamos, hombre, eso sólo puede ser pose. Da rabia no saber por un único motivo: desmontar a esa gente que presume porque seguro que rascas un poco y sus conocimientos se agotan. Conocemos a un tío especialmente irritante y gilipollas que, entre todas sus virtudes, tiene la de dárselas de amante del buen vino, es decir: de esos que si pides blanco te asesinan con la mirada. Pues se dio la siguiente conversación: mi madre es manchega y este hombre lo sabe. Estaban hablando de vino y alguien dijo algo del Mancha y él soltó: "Claro, las tierras que no son nobles..." y se quedó tan ancho o más bien tan enano, que eso es lo que es.

Portrait dijo...

Jojo, La navaja te has quedado a gusto!

Yo como amante del post-rock, post-metal y semejantes lindeces, me ha sulibeyado lo de posgusto.

Btw, ¿para cuando un post sobre la eclosión del término epatar? ¡Estoy fascinado, está en todos los lados!

La navaja en el ojo dijo...

Ha sido recordar a este tío y calentarme, jeje.

En cuanto a lo de "epatar", para mí es de toda la vida. De hecho, para mí va asociado a un chiste malísmo que hace mi padre siempre que alguien pronuncia la palabra porque mi padre es especialista en este tipo de chistes: "Epatar o ganar", iuuuu, peor que "For sale", jajaja.

Lo que sí que quizá he observado como novedad es que se usa sin saber qué significa. Pues nada, aquí doy la definición "Pretender asombrar o producir asombro o admiración".

Elperejil dijo...

Je, je...

Voy a hacer un poco de abogado del diablo. He de reconocer que a mí me gusta el vino, aunque no tenga conocimientos o formación como para ponerme a largar de narices, posgustos, aromas y cosas por el estilo. Suelo usar una terminología que va del "jo, que bueno está" al "pues no me gusta".
Sólo tengo un poco, un poquito más de dominio, en el tema de los blancos dulces, por los que tengo verdadera pasión (aunque la modero mucho, porque los cabrones son caros), pero no llego a desbarrar sobre si tienen notas de melocotón o cosas por el estilo, porque realmente de eso no tengo ni puta idea. Pero es que lo hay que están buenísimos.

Sin embargo, un amigo (el culpable de que me comenzase a aficionar a esto), sí controla toda esa jerga a base de hacer varios cursos, entrenas y porque su familia tiene viñas (eso ayuda) y me comentó que el problema que tiene lo del vino es que no poseemos en nuestra lengua demasiadas palabras para designar los aromas que se pueden captar, una vez bien entrenado, al tomar vino. Por eso han generado mucha jerga específica para denominar todas esas cosas (olores, sabores, texturas). Y no se captan así como así, pues hay que trabajar el olfato con un cofre de esencias y cosas por el estilo.
Lo que él mismo reconoce es que ese mundillo ha sido un refugio tremendo para pedantes y snobs que se llenan la boca con esos palabros para "epatar" (jeje) a todo el que tienen alrededor y que sepa un poco menos que ellos. También reconoce que, dentro del amplio mundo del vino, él sabe bien poco (y, en serio, es enciclopédico) pues es algo muy amplio y complejo.
Cuando voy con él a tomar vinos no usa esa jerga tan pedantuela (y eso que la domina) y habla en plan, prueba esto a ver si te gusta, es muy denso, es fresco, ácido, demasiado empalagoso... y cosas así que puedo entender.
Creo que se reconoce a alguien que sabe en cómo comunica, intentando precisamente eso, comunicar algo que le gusta y quiere compartir, y no buscando ser oscuro a propósito para dárselas de listo (el cultureta, vamos).
He de reconocer, eso sí, que el mundo de los vinos es terreno abonado para que los culturetas broten por doquier...

Portrait dijo...

Muy de acuerdo Elperejil.

Existe un peligro de confundir lo técnico con lo pedante. Yo comprendo que ante un problema de física teórica haya que utilizar palabros, que al novato puedan sonarle pedantes.

Sin embargo con el arte (gastronomía incluida) yo creo que se puede y se debe hablar claro, pues el castellano comun es suficiente claro como para describir un vino.

En ese sentido puede que la crítica que he elegido sea mas tecnica que pedante, pero como dije, no me calente mucho la cabeza, ;-)

Elperejil dijo...

PD: ¡Oh, Dios! Y encima me gusta la música clásica... :(

Elperejil dijo...

Bueno, no creas Portrait, yo de esa crítica sólo entiendo lo de "lima fresca", y eso porque mi padre tenía una ferretería... :)

La navaja en el ojo dijo...

Jaja. Yo en otro blog te decía que no eras un cultureta y luego te empiezo a etiquetar. Hombre, como en todo, como habéis dicho: está la gente a la que de verdad le gustan unas cosas y que de verdad sabe de ellas y está la gente que dice que le gustan por pose y que habla de ellas para "epatar". Pasa como casi siempre con todo: quien de verdad sabe no tiene que estar presumiendo y poniendo mala cara a los demás para demostrar que es superior, sino que lo disfruta como se disfrutaría cualquier otro placer. Quien lo hace para sentirse que es mejor que los demás tendrá esa actitud cultureta de la que hablábamos.

moscacojonera dijo...

Yo del vino y similares aprendi dos cosas:

1. El precio. Resulta que en parte tiene que ver con el tiempo que tienes garantizado que va a estar bueno, que va a conservar sus características. O sea, un vino de 3 euros, metido en una bodega durará poco, un vino de 300 durará más.

2. El precio. A veces es una tomadura de pelo. Resulta que una vez en Ascot, sitio pedante donde los haya hicieron los de un canal inglés una prueba con varias copas, sin poner la marca. Nunca me olvidaré que aquella pandilla pedante, que además justificaba sus elecciones ("es simple agua con burbujas"), y que se quedaron —sin saberlo— con el champán marca blanca, mientras que el Moet Chandon les parecia una mierda.
Venden cerca de mi casa el Cristal, 150 euros la botella de champan. Flipa. (se le oi a un tio encargandolo)

3. El precio. A veces está justificado. Una vez, en un fin de año en Sol, con botellas de champan incluidas, robadas de la bodega del padre de una amiga, nos bebimos primero un Juve y Camps y bueno, bien, normal...
Después nos bebimos otro, normalito y aiggg,... se notó que el otro estaba mucho mejor.

Conclusión: ¿?

Elperejil dijo...

Jaja, Navaja, estaba en broma, porque me quedó bastante claro que a los que no soportas es a los que hacen de la música clásica una bandera de su snobismo y se ponen en plan petardo... pero me quedaba a huevo el comentarlo.
Y me parecen muy bien las generalizaciones de ese estilo, porque si no sería imposible hacer bromas y tomarse las cosas con humor. Además, tendrías todo el derecho del mundo a pensar que en eso (y otras cosas), soy un petardo...

Respecto a lo que comenta mosca sobre los precios, pues sí... hay cosas con lógica, hay verdaderas estafas... y luego ya está el mundo del absurdo... si flipas con lo de Cristal, vi un botellín de 25 cl de Eszencia de Tokaji que pasaba de los 600 eurazos... y encima ni siquiera creo que se pueda considerar vino y, seguramente, será demasiado empalagoso como para que tenga buen sabor... pero si hay gente que lo paga...

uglybuthonest dijo...

desde que lei en este blog lo de los pespuntes de thriller no me lo puedo quitar de la cabeza. JODER CON LOS PESPUNTES.
desde luego g sanz no es unico en su especie

Anónimo dijo...

"Mi capacidad para diferenciar un buen y un mal vino es nula"

Y en que te basas para criticar la crítica del vino?

Joder. No entiendo nada. De nada.

Definitivamente: Buscate una novia

Ricardo dijo...

Que yo sepa, ya tiene. Pero si lo que estás haciendo es ofrecerte (por tu insistencia, debe de ser eso), quizá podamos encontrar a alguien que aún no tenga.

be dijo...

華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,

Juan Martínez dijo...

Llego tarde pero llego, que es lo importante...

Soy estudiante de enología(porque si, porque me gusta, algunos somos raros). Tengo un blog con la difícil tarea de hablar en cristiano de vino . Si os metéis en este mundo no acabareis. Cualquier reseña al azar os resultará pedante. De hecho esta me parece poco pedante, cuando empiezan a decir que encuentran aromas de silex(a que coño olerá una piedra de silex?), de fruta de la pasión(y tu no has probado ninguna en tu vida) y tinta china, empieza la pedantería. Pero tranquilos funciona como el resto de cosas son guerras para mostrar que saben más que el de al lado.

Siempre he pensado que este punto pedante es el que ha hecho que la gente deje de ir a lo bares y pedirse un vino y en cambio pedir cañas a cascoporro. Han intentado situar al vino como un producto tan superior a la cerveza(por ejemplo) que lo han alejado de la "gente. El consumo medio de un español se situaba en 60 litros al año y ahora se queda en 18.

Cuando encuentre alguna reseña sonrrojante os la enviaré.

Juan Martínez dijo...

Por cierto se me olvidaba decir que "Entre Copas" es una mierda del tamaño de Texas. Pedante y aburrida a partes iguales

Paco Fox dijo...

Pues no lo había visto desde ese punto de vista, pero puede ser que tengas razón con el tema este del trasvase popular a la cerveza...