Blog abierto a TODO EL MUNDO. Si quieres enviar una crítica pedante vergonzosa que hayas encontrado, éstas son las instrucciones.

24 de septiembre de 2008

Un crítico de hoteles

He leído cantidubi dubi dá de cosas pedantes en mi vida, pero cualquier escrito firmado por Fernando Gallardo se cuela en el top-ten. Ente onvre, no lo olvidemos, no se dedica a hablar de música, ni libros... ni siquiera de película (hinquemos la rodilla en el polvo del camino para venerar la dura vida del crítico cinematográfico, oh yeah). No: Fernando Gallardo (apropiado apellido) se dedica a CRITICAR HOTELES. Aha. Va de papo a los mejores hoteles del mundo, come en los restaurantes más "in"... y luego escribe sobre el "silencio atribulado" de la montaña palentina. Yo quiero invitar a este tío a cenar a mi casa. Aquí tienen una entrevista sin desperdicio, publicada (¡ojete!) en el "Periódico Carrión" (enlace más abajo). No sé qué es mejor, que diga que no aguanta "la caspa", o que su actriz favorita sea Sarah Jessica Parker. Baredelaborerbozo:



Entrevistas: Fernando Gallardo, periodista y escritor
Enviado el Friday, 24 November a las 12:49:01 por carrion
Pregunta. Aunque nacido en Melilla y residente en Madrid desde los tres años, descubrió la Montaña Palentina hace 16 años y desde entonces visita con frecuencia esta comarca. ¿Buscaba un refugio para huir del mundanal ruido?

R. Visito asiduamente la comarca desde 1990 porque unos amigos míos se compraron una casa y disfrutábamos del silencio y el aroma del campo en armonía y perfecta compañía. Luego se sumó al grupo otro amigo de la juventud a quien también le plugo adquirir una casa en el pueblo. Hace cinco años, otra amiga de años mozos decidió igualmente comprarse una casa contigua a la de nuestros amigos pioneros. Finalmente, vi que no podía quedarme aislado de esta ínfula cartuja y, pese a mi carácter urbano o, mejor, mundano, resolví compartir con mis amigos la vida muelle del campo adquiriendo una vieja ruina en las afueras de Porquera de los Infantes.
Más que una huida del mundanal ruido, me vine a aposentarme aquí por participar de esta feliz comunión de amigos, trabar nuevas amistades entre las gentes nobles de esta comarca y, por supuesto, demostrar que se puede vivir en el campo de una manera indolente, más acorde a la plasticidad telecomunicada del siglo XXI y como vía de superación de las miserias que heredamos de los siglos XIX y XX. Vine a respirar el aire puro del campo y creo que con mi actitud estoy ofreciendo al mismo tiempo algo de oxígeno a sus esencias ya caducas. ¿No es acaso una feliz simbiosis?

P. ¿Qué le enganchó del norte de Palencia?

R. Su silencio atribulado. El vacío de los campos. Un camino y un chopo. La lejanía y la proximidad de todo. El alma insondable de sus habitantes. Y, desde luego, el discreto refinamiento en el estilo de vida de Aguilar de Campoo, su amable y bien surtido comercio, el valor de algunas iniciativas locales en conservar para la historia su monumental legado románico. Todo eso me sigue enganchando hoy, sólo que con mayor profundidad y perspectiva vital.

P. ¿Ha encontrado algo especial que no haya hallado en otros lugares?

R. A veces, siento la necesidad de consumir y me reservo para ir de compras por Aguilar de Campoo en lugar de hacerlo en Madrid. Da gusto entrar en sus tiendas y recibir una atención tan cordial como la que te prodigan en Bruselas, Viena o París, que son los únicos lugares en Europa donde sueltan ripios a todo el que entre a consumir.

Comprendo que esto banaliza los atractivos turísticos de la zona: la montaña palentina, el románico, los hoteles con encanto… Pero, quizá porque soy bastante iconoclasta, me retienen más los argumentos domésticos, cotidianos, que otros valores de interés popular a los que, en mi condición de viajero impenitente, estoy más acostumbrado.

P. Como viajero infatigable y conocedor de infinidad de destinos, ¿qué bondades y qué fallos observa en la forma de promocionar el turismo palentino?

R. A veces me preguntan cuál es el mejor hotel y no me queda más remedio que responder algo muy cierto: cualquier hotel puede tener su día y parecernos durante esas horas el hotel perfecto. Pues lo mismo digo del norte de Palencia. Sería pretencioso creerse la meca de todos los destinos. Pero es verdad que algunos días me siento aquí en el lugar ideal, como no recuerdo haberme sentido así ni en Maldivas, ni en Svalbard, ni en la Patagonia. Claro que sí, Palencia es mi reina por un día. Incluso dos.
A mi entender, un fallo habitual en la promoción turística de Palencia estriba en resaltar lo que se tiene. Ya sabemos: la historia, el arte, la naturaleza, el ruralismo. Como si éstos no fueran unos lugares comunes, los tópicos que todo el mundo airea para atraer el turismo. Esto es lo fácil. Yo creo que el turismo en el mundo está experimentando una transmutación existencial. Los viajeros han madurado y cada día cuesta más atraerlos hacia el consumo pasivo de naturaleza, arte e historia. Ahora demandan experiencias, emociones, sorpresas, novedad. El viaje debe procurar algo más que conocimientos. Debe excitar los sentidos. Espolear los anhelos. Proponer un sueño.

P. ¿Cómo cree que se podría mejorar la proyección exterior de la provincia?

R. En estos tiempos, Palencia haría bien en promocionar no lo que tiene, sino lo que no tiene. Me refiero a la cultura de lo inesperado, de lo imprevisible, lo intangible. Hace más de veinte años que lo llevo escribiendo y, entre tanto, Bilbao ha materializado uno de sus sueños.
Sólo porque siento que ésta es mi tierra de acogida llevo unos meses alumbrando con el arquitecto Jesús Castillo Oli una propuesta desinteresada que provocaría en Aguilar de Campoo un efecto Guggenheim mucho más original e inédito que el de Bilbao. Es prematuro hablar de ello, pero no creo equivocarme si digo que no he visto un proyecto arquitectónico semejante en ningún lugar del planeta.
Los responsables de promoción turística deberían estar 'al loro'.

P. Y como crítico hotelero, ¿qué calificación daría a los alojamientos abiertos en nuestro territorio?

R. He de confesar que, salvo cinco establecimientos concretos, Palencia apenas tiene relevancia en el panorama hotelero. Mientras el paisaje arquitectónico de la provincia se siga alimentando de construcciones de nueva planta desde el corsé de la arquitectura del siglo XIX, que es como si sus habitantes se empeñaran en salir a la calle con jubón y miriñaques, no habrá espacio para la cultura de los buenos hoteles. Es imposible seducir a los viajeros de hoy con hoteles pastiche y casas rurales de baja calidad. Ello incluye algunas de las posadas reales que promociona la Junta de Castilla y León. Una de ellas, la Posada de la Pernía –la más atroz y kitsch, así lo escribí yo– la he visto cerrada últimamente mientras ascendía por el puerto de Piedrasluengas. Me consta la preocupación que sienten la consejera de Turismo y su director general por el vacío hotelero existente en el norte de Palencia. Una buena política turística consiste en estimular la innovación y la calidad de las infraestructuras de acogida.

P. ¿Qué aspectos deberían mimar los gerentes de los establecimientos hosteleros para ofrecer calidad?

R. Su capacidad para suscitar emociones, bien a través del trato personal o de la magnificencia de las instalaciones. Un hotelero debe asumir los riesgos de la estacionalidad turística y no caer en la tentación de cerrar en invierno o recortar su plantilla. Con demasiada frecuencia me siento expulsado de un sitio por la precariedad del servicio ante la baja ocupación.
Esto lo expreso todas las semanas en la crítica de hoteles que firmo en El PAÍS bajo los siguientes parámetros: arquitectura, decoración, mantenimiento, confort, higiene, ambiente, cocina, atención, tranquilidad y encanto de las instalaciones.

P. ¿De qué depende la buena dirección de un negocio de estas características?

R. Antaño era condición imprescindible tener un buen emplazamiento. De ahí, el dicho tradicional 'ubicación, ubicación, ubicación'. Su lógica residía en la importancia del destino en la atracción turística, de modo que el alojamiento era imprescindible pero siempre complementario. Al hotel se iba a descansar y punto. Hoy, como he dicho antes, si los hoteles son capaces de generar emociones se convierten en el destino turístico en sí mismo. Por tanto, más que del celofán, el gerente de un hotel debe crear el producto y saber interpretarlo entre otros competidores, diferenciarlo, hacer que sus huéspedes se sientan únicos. Y lo que no siempre sucede: comprendidos.

P. Póngame ejemplos del buen hacer en este sector.

R. Quién lo diría, pero el hotel más excitante del mundo se encuentra precisamente en España. Inaugurado este año, el huésped requiere un aprendizaje o reeducación a la hora de moverse por él. Sus espacios parecen virtuales, no existentes, lo que exige un planteamiento diferente de su uso. Los muros no son muros, los lavabos no son lavabos, la ducha no es ducha, los jardines no son jardines. Lo único real es el talento de su joven propietaria, Judit Planella, y de los arquitectos que lo concibieron, RCR (Rafael Aranda, Carme Pigem, Ramón Vilalta), cuya obra estuvo este año expuesta en el MOMA de Nueva York. Me estoy refiriendo, naturalmente, al hotel Les Cols, en Olot, Gerona.

En un ámbito más doméstico, sería injusto no reconocer los esfuerzos de renovación acometidos por Ángel García Puertas, arquitecto y propietario de la Posada Casa del Abad de Ampudia. Es el único establecimiento de cierto lujo existente en la provincia de Palencia.
Y, muy cerca de mi casa de Porquera de los Infantes, se encuentra otro hotel cuyo verdadero lujo es el equipo que lo trabaja: El Convento. Ahora mismo está a punto de estrenarse una nueva ala de habitaciones que van a sorprender a más de uno por su belleza, carácter insólito, textura material, tecnología y deleitación románica. Una verdadera explosión de los sentidos. Su arquitecto, Jesús Castillo Oli, está llamado a protagonizar la gran revolución escénica que se avecina en los hoteles de España.

P. En Porquera de los Infantes vive en una "ruina habitable", como usted la denomina, imbuida por la filosofía zen. Explíquenos las características de esta vivienda a la que se acercan muchos curiosos.

R. Tomé la idea prestada de Le Corbusier, sobre cuya chaise longue LC4, diseñada en 1929, me tumbo todos los días que estoy en Porquera de los Infantes. El genial arquitecto la llamó 'la máquina del descanso', como antes había denominado sus casas 'unas máquinas de vivir'. Pues bien, mi casa es una ruina. Una ruina habitable y, por fin, habitada. Su configuración en loft no tiene un sentido meramente funcional. He querido habitar un espacio experimental en sus usos y sensorial en su diseño. Una arquitectura de autor con la firma de Jesús Castillo Oli, artista de reconocido prestigio por sus trabajos en la Fundación del Románico, en Aguilar de Campoo. El programa arquitectónico en la ruina que me compré cuatro años atrás en la pequeña localidad palentina de Porquera de los Infantes exigía la intervención de alguien con semejante acervo cultural. La ortodoxia profesional de Castillo Oli garantizaba una intervención madura en un proyecto que yo deseaba audaz, iconoclasta y, desde luego, contemporáneo.
La fealdad aparente de aquella construcción a medio terminar y su arruinamiento después de medio siglo deshabitada nos sugería a ambos esa imagen melancólica y romántica que toda ruina engendra cuando es presa de la vegetación y el desorden. Emprendimos juntos un periplo por Japón y sus máximos exponentes arquitectónicos. Auscultamos las pagodas, los edificios más significativos de Tadao Ando, Kazuyo Seijima, Toyo Ito… Es evidente que fue un viaje iniciático, esclarecedor, en el que aprendimos a valorar los aspectos básicos de la arquitectura japonesa: el espíritu de la sombra, el lenguaje de los gestos, el imperio de los sentidos, la sensualidad de sus jardines… Y también el color, el silencio, la cortesía, la meticulosidad de los detalles, el arte de recibir, la paciencia sagrada.
Tres obras literarias han inspirado el diseño de esta Ruina Habitada. La primera ha sido 'El Elogio de la Sombra', de Junichiro Tanizaki. El segundo, que simbolizaba la reluctancia que nos producía el oropel, es el opúsculo del arquitecto austriaco Adolf Loos titulado 'Ornamento y Delito'. Y, el tercero, ha sido una obra muy leída por la gente de nuestra generación: Rayuela, de Julio Cortázar. En un pasaje de este libro dice que la esperanza es esa luz que se cuela a través de los intersticios y que incita a mirar lo que hay de­trás de la pared.

Así es La Ruina Habitable. Estamos hablando quizá mi propia idealización de una suite de hotel. No refleja tanto mi estilo de vida, mis necesidades, como lo que a través de la observación y la crítica de hote­les he llegado a pensar que sería una habitación ideal. El territorio de las emociones. Un espacio para los cinco sentidos. En los que me pierdo y me encuentro.
Al arquitecto Castillo Oli le di carta blanca para que ideara cuanto le apeteciera con el único límite del presupuesto. Mis preferencias se decantaban hacia la transformación en loft de aquel edificio ruinoso con el propósito de demostrar que no existe una dialéctica entre la arquitectura rural y la arquitectura urbana. También quería una actuación audaz, experimental y hasta cierto punto transgresora con el arquetipo rústico y tradicionalista de las edificaciones en el campo. Mi aspiración última era que la casa tuviera una ducha de grandes dimensiones (2,50 x 2,50 metros) y que el agua cayera como una cascada a seis metros de altura. No precisaba de una verdadera cocina, sino de una kitchenette de tipo americano, pues no acostumbro a cocinar y tengo varios amigos en la zona que me invitan a comer… A cambio de buen vino, cuya guarda debía hacerse en una bodega excavada a mano (era imposible introducir en la edificación una máquina). Otra de mis aspiraciones era tener un engawa, un espacio inherente a la arquitectura japonesa que no está dentro ni fuera del edificio. Un espacio indefinido de luces y sombras, un estar dentro sin techo, un patio-jardín llevado a la más alta expresión por los últimos trabajos de Tadao Ando. Lo preside un arce japonés cuyas transmutaciones cromáticas de reflejan, según las estaciones, en un estanque alimentado por una cortina de agua.
No existen ventanas al uso. Las antiguas luceras han sido convertidas en cajas de cristal y acero cortén, que dan al ladrillo visto una consideración de marcos en los que cada cuadro regala la visión de un paisaje diferente. Evocación del tiro de una chimenea, una plancha de vidrio holográfico que se repite también en la zona de la ducha refracta la luz del sol en distintas partes del edificio en una vistosa irisación del ultravioleta al infrarrojo. Los colores que esta pieza irradia sitúan la vivienda en el contexto geográfico del pueblo y el valle que lo acoge.
El sistema calefactor supone una innovación en este tipo de construcciones residenciales. Bajo el pavimento de Ston-Ker al óxido cerámico se extiende un entramado eléctrico de folio radiante en tres fases independientes.

Otra innovación significativa es el sistema de iluminación mediante 16 escenas de lámparas de incandescencia, de neón, diocroicas y diodos electroluminiscentes (LEDs) dirigidas por dos centralitas electrónicas de control.

La casa se ha amueblado con el sofá LC1 y la chaise-longue LC4 de Le Corbusier. El inodoro es diseño de David Chipperfield para Roca. La esfera central de LEDs, Owen, es diseño de Antoni Arola. El resto de los elementos es diseño exclusivo del arquitecto Jesús Castillo Oli para esta vivienda-loft, incluidos los apliques de chapa oxidada del dormitorio, la mesa con ruedas de la cocina, el lavabo de cristal y la grifería del cuarto de baño, la mampara de chapa microperforada a láser y la cortina de agua del engawa. Salvo la vajilla, firmada en exclusiva por Reyes Monfort en su taller cerámico del Barrio de Santa María (Palencia).
P. Según me han comentado usted ha concebido un diseño que podría hacer más atractivo el polígono industrial de Aguilar. Hábleme sobre ello.
R. Prefiero no adelantar nada hasta que la idea pueda tener una mínima expresión gráfica que la haga al menos inteligible a los interlocutores. Como he dicho antes, el arquitecto Jesús Castillo Oli y yo estamos trabajando sobre un concepto que generaría en Aguilar de Campoo un efecto Guggenheim mucho más original e inédito que el de Bilbao.

P. ¿Presentará este proyecto al Ayuntamiento de Aguilar para ponerlo en práctica?

R. En mi opinión, el Ayuntamiento debería ser quien apadrinara el proyecto. Cuando lo hayamos concretado, será el arquitecto quien lo presente y obtenga todo el reconocimiento. Mi participación se reduce a un carácter ideológico, conceptual, y mi presencia quedará reducida a un papel puramente testimonial. Me anima a ello un altruismo consecuente con lo que Aguilar de Campoo me lleva dando desde hace 16 años, un escenario para mi recreo y satisfacción donde ha hecho buenos amigos y en donde espero pasar temporadas más largas en los años venideros. Dada mi profesión viajera, hoy paso más tiempo entre Aguilar y Porquera de los Infantes que en Madrid.

P. Fernando Gallardo firma guías de hoteles con encanto y de paradores nacionales de turismo. ¿Sus innumerables viajes no le han despertado la fibra literaria?

R. Hace veinte años alumbré alguna iniciativa al respecto. Incluso recibí una propuesta 'deshonesta' de una conocida agente literaria para escribir una novela de viajes sobre el continente africano. Javier Reverte aún no había publicado su primer best seller sobre África. Pero en aquellos tiempos andaba yo dándole vueltas a la cabeza sobre un concepto de hotel inédito en España y la editorial El País-Aguilar me urgía la entrega de un proyecto sobre esta clase de establecimientos que titulé 'Hoteles con Encanto'. Por si acaso, registramos la marca. Entonces ni me imaginaba yo la trascendencia que el término iría adquiriendo con el tiempo.
El caso es que tales andanzas me retuvieron en el territorio del periodismo y las publicaciones sobre hoteles, así es que perdí mi oportunidad para explorar otros mundos literarios.

P. ¿En qué trabajo está inmerso en estos momentos?

R. Hace cinco años lanzamos un proyecto de información y prescripción de hoteles en Internet: Notodohoteles.com. El portal ha adquirido hoy un tamaño considerable que me obliga a un seguimiento continuo y a una logística semejante a la de un medio de comunicación diario. Somos socios privilegios de Google, que al abrir su delegación en España requirió nuestra colaboración junto a la de otros seis portales españoles del sector turístico. Recibimos una media de cinco millones de visitas al mes, algo inusual en un medio informativo de estas características si no fuera porque España es la segunda potencia turística del mundo y porque Internet es un medio masivo a poco que los contenidos ofrezcan interés. Desborda cualquier planteamiento inicial, con las exigencias que de ello se derivan. Por esta razón, ya estamos trabajando sobre la versión internacional de Notodohoteles.com, que verá la luz en 2007 y que, según Google, duplicará inmediatamente las visitas que recibimos.

P. ¿Los críticos de cualquier ámbito tenéis tanto poder como se dice?

R. Eso se dice. No voy a negar a estas alturas que mis escritos en prensa, editorial e Internet, leídos por millones de personas, influyen en las decisiones hoteleras. De ahí a considerar que ejerzo tanto poder media un buen trecho. Si lo tengo, nunca he tenido la tentación de usarlo. Y gracias a ello he permanecido al frente de la crítica hotelera durante tantos años. Imagino que habría acabado expulsado y en el olvido como otros muchos, muchísimos, malos críticos.
Mi poder como crítico de hoteles es mínimo, si no inexistente. Lo que sí hago es estar al pie del cañón para que mi opinión sea reconocida, justamente valorada y aplicada en los casos en que libremente lo decidan los viajeros, por un lado, y los hoteles, por el otro. Como prescriptor, reconozco que mis lectores reconducen a veces sus viajes hacia el destino del cual escribo. Y porque jamás podría traicionarles, so pena de perderlos, mis orientaciones no difieren mucho de las que ellos tomarían por su cuenta si no me leyeran.

En definitiva, más que un general soy el zapador que abre el camino al pelotón de los que viajan como yo. Me desempeño siempre en el más estricto incógnito y preservo mi anonimato hasta ocultar el rostro en las escasas fotografías que se han tomado de mí. Tales son mis credenciales. Tengo crédito, no poder.

P. Todos los hoteles que visita están expuestos a recibir una crítica negativa. ¿Usted suscribiría el refrán: 'Que hablen de ti, aunque sea para mal'?

R. Ni mucho menos. David Ogilvy escribió en un ensayo memorable que la publicidad estimula las ventas de un buen producto, pero también acelera la destrucción de uno malo. Si mi mensaje sobre un hotel es negativo, con toda certeza el posible huésped tomará las debidas precauciones antes de efectuar su reserva. No digo que rehuya la propuesta, pues carezco de poder para ello, sino que tomará las precauciones debidas para saber lo que va a encontrarse. Es cierto que algunos hoteles están muy necesitados de promoción, y eso les incita a pensar que más vale el pájaro en mano… Sin embargo, el ave prendida bien pudiera ser un águila.

Personalísimo
"No soporto lo previsible"

- Signo del horóscopo… Libra.
- Vicio confesable… Viajar.
- Película para recordar… 'La noche americana', de François Truffaut.
- Actor… Robert de Niro.
- Actriz… Sarah Jessica Parker.
- Animal… El caballo.
- Color… Burdeos.
- Libro predilecto… 'Ulysses', de James Joyce.
- Coche que tiene… Un BMW.
- En cuestión de cocina se muere por… Dos huevos fritos con patatas.
- La canción que le levanta el ánimo se titula… 'One World', de U2.
- En su relación con las personas no soporta… La rutina, lo previsible.
- Por el contrario, valora… El carácter independiente. Si es con talento, mucho mejor.
- Siente envidia sana por… Los generosos incondicionales.
- Rasgo que le define… Saber escuchar, observar y ser paciente.
- Su gran defecto… La inflexión categórica de mi discurso.
- Su mejor sueño… El mecenazgo.
- Cuando le presentan a una persona se fija en… Sus ojos, la pausa en su respiración.
- Añora… El rubor de la pasión.
- Los sábados por la noche disfruta… ¿Por qué sábado pregunta?
- El rincón favorito de su casa es… El lugar de reunión: la ducha.
- De Palencia no aguanta… La caspa, quienes permanecen anclados al pasado.
- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Sus silencios de castellanos viejos.



http://www.carrionglobal.com/modules.php?name=News&file=article&sid=156

De: Sako



22 comentarios:

Ponzonha dijo...

Hay que ir pensando en el premio cultureta, porque quiero darle 12 puntos a este fulano.

"- Cuando le presentan a una persona se fija en… Sus ojos, la pausa en su respiración."

WINNER!

elperejil dijo...

Hombre (o mujer) ponzonha, si la persona en cuestión es Darth Vader, fijarse en la pausa en su respiración es algo bastante natural... :P

Por cierto, como todas, genial... estoy buscando algo para mandaros, pero es que habéis comenzado con un nivel tan algo...

elperejil dijo...

tan alto...

aurelia dijo...

Aghhhhh!!

¡¿Pero de donde sacan a esta gente?! ¿Acaso los clonan en un laboratorio secreto, en los sotanos del CahiersDuCinema?
¿Como puede soltar tanta plomada sin caerse de la risa? Y tanto fardar de rollo zen-japoneh-minimalista para despues usar 6 palabros para describir un camino!!

A la hoguera con el, afuera de la reserva genetica YA!!

La navaja en el ojo dijo...

¡¡Pero bueno!!! Encima de pedante, inculto, ésa es la mejor combinación de todas. ¿Qué canción de U2 es "One World", si se puede saber?

Además, lo pedante suele ser por salirse del registro. Pues una entrevista es justo el tipo de sitio donde el registro tiene que ser coloquial y distendido... donde menos pega la pedantería.

Paco Fox dijo...

Eso digo yo. Porque esto TIENE que ser una entrevista-cuestionario. Nadie puede hablar así. ¿Verdad?¿¡VERDAD!?

Paco Fox dijo...

Lo olvidaba:
Un comentario cruel: Le gusta Sarah Jessica Parker y los caballos... ¡doble equinofilia!
Sobre la canción: ¿Será una menor y poco conocida del 'Brothers in Arms' de Dire Straits? En ese caso, punto doble por poner esa rareza como favorita.

PD: Un foro ha enlazado este magno post y hay quien reclama que es un fake. ¡Esa es la jradeza de este blog!

La navaja en el ojo dijo...

Pero es que él dice que es de U2.

Sí, la entrevista se la tienen que haber hecho por email, nadie puede hablar así. O será mentira y se habrá hecho él las preguntas para contestar lo que ha querido y así promocionar su libro.

Ayer escuché yo una frase buena, pero como sólo son tres palabras no vale la pena hacer un post: "hermenéutica del vacío". El tío estaba presentando un libro con un lenguaje muy normal y amistoso, pero entre todo soltó eso. Dijo que lo que haya de verdad en el libro no se puede averiguar con no-sé-qué, sino que el lector se tiene que servir de la "hermenéutica del vacío". Cuando averigüe lo que quiere decir, os lo cuento, jeje.

El que dijo esto no fue el autor, sino que el autor habló de forma normal y nos dedicó el libro con la siguiente y maravillosa dedicatoria: "Para mis amigos Navaja y Vicisitud, esta novela sórdida de un onvre alucinado. Con gratitud por sus risas y las conversaciones de los miércoles".

pablo gonzalez dijo...

Pero, de verdad os habéis leído la entrevista entera?

La navaja en el ojo dijo...

Yo, no. Mi escáner ocular ha detectado lo de U2 echando un ojo por encima.

Vieja Bruja dijo...

jo, jo, jo...

Libro favorito: 'Ulysses', de James Joyce.

Me parto, aparte de ser la elecciòn màs absolutamente pedante y ridìcula que pueda hacer, lo ha escrito en inglès!!

elperejil dijo...

Navaja, tu escáner ocular no es nada al lado de la visión tipo "Predator" del señor Gallardo... atiende a su párrafo:

"una plancha de vidrio holográfico que se repite también en la zona de la ducha refracta la luz del sol en distintas partes del edificio en una vistosa irisación del ultravioleta al infrarrojo"

¡¡¡es capaz de ver infrarrojos!!!

ObreisKiller dijo...

Lo peor es que son tan pedantemente previsibles que ni siquiera me dignaría en gritarles: lo que uzte eh, eh un zordido de carajho!!!

Entre su pelí favorita, su libro, su actror/ actriz, su canción,... es todo tan vulgar. Sólo le faltó decir acrisolado, vagatela o grimorio (un concepto facilmente adaptable a la sordidez aquí reinante).

pablo gonzalez dijo...

por favor, es la segunda vez que lo intento y no soy capaz de pasar de ahí: ¿qué significa "plugo"? ¿porqué una casa de pueblo puede plugar? ¿podría plugar mi casa?

No lo voy a intentar más y vais a peder a un lector como no me contestéis. Por lo menos mandadme una página de plugins para poder traducirlo.

Angel dijo...

Plugo = apeteció.

El verbo existe, es solo que no lo he visto en ningún escrito posterior al siglo XVII y desde luego jamás lo he escuchado en una supuesta respuesta oral, aunque supongo que lo único oral de esta entrevista es la "fijación oral" o cualquier otro tipo de tara mental que padece el susodicho.

El onvre en cuestión es probablemente lo mas pedante que ha parido madre (G. Sanz es un grande, pero ni de lejos usa tales palabros) y el tipo con peor gusto del universo (¿Sarah Jessica Parker?, ¡anda ya!, claro que lo de los caballos lo explica en parte).

Propongo la inmediata modificación de la constitución para que gente como esta no tenga derecho al voto, Dios nos libre de un mundo gobernado por ellos.

sako la becaria dijo...

Aibalaotia, no me había dado cuenta de lo larga que era la "entrevista"... ¡¡me dio tanta vicisitud leerla!! Con respecto a la apasionante polémica de si este engendro habla tal que así, o escribió el mismo la entrevista y se la envió al becario de turno... da igual. De alguien que escribe así siempre (lean sus críticas hoteleras en el váter, son infinitamente mejores que los bífidus activos) no es descabellado pensar que se llena la boca de tales palabros por el mero placer de escucharse a sí mismo. Habría que organizar una "cena de los idiotas", como en la pinícula, pero con culturetas.

gromland dijo...

Bueno, a la vista del cuestionario personalísimo, puede que, con la edad, adopte la actitud que más le gusta de los palentinos, y cierre la boca per secula seculorum.
Amen.
Podeis ir en paz.
Demos gracias a Dios... o algo así.

gromland dijo...

Bueno, a la vista del cuestionario personalísimo, puede que, con la edad, adopte la actitud que más le gusta de los palentinos, y cierre la boca per secula seculorum.
Amen.
Podeis ir en paz.
Demos gracias a Dios... o algo así.

Anónimo dijo...

Yo flipo. ¿En serio que los comentan por aquí no entienden el texto del crítico, o les parece rebuscado? ¿En serio que no saben que "plugo" es el pretérito del verbo "placer", como "hizo" lo es de "hacer"? ¿En serio que estos tíos parecen recién salidos de la Logse?

Si este es el nivel de los comentaristas y posteadores, vaya tontería de blog. Bye bye...

La navaja dijo...

A ver, si es muy fácil.

Esto es como si apareciese un señor con un traje de Armani blanco, de solapas de dos palmos, con una camisa floreada y unos zapatos puntiagudos de cocodrilo. Si yo me riese de él, que lo haría; los que tienen el mismo gusto que él, pensarían que lo que yo tengo es envidia porque no me puedo comprar un traje, una camisa y unos zapatos igual de caros.

Pensar que si lo criticamos es porque no lo entendemos, es lo mismo. Ya que sabes tantas palabras, repasa la definición de "pedante" (que hace inoportuno y vano alarde de erudición, téngala o no en realidad). Por lo menos, así, entenderás el propósito de este blog porque, si no, te veo muy perdido/a.

Lain dijo...

Porque los nombres propios de los sitios llevaban mayúsculas, que sino me los habría colado vilmente como palabros suyos.

be dijo...

華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,
酒店經紀,
酒店工作,
酒店上班,
酒店打工,
禮服酒店,
禮服公關,
酒店領檯,
華麗夢想,
夢世界,